24 abril, 2020

Blog

Hacé una pasta perfecta

Parece que cocinar una pasta es súper fácil, pero podés comenter algunos errores que hacen que no quede tan perfecta como pensás.

Es por esa razón que te dejamos estos consejos para que de ahora en adelante sea la mejor:

  • Tiempo de cocción en el agua: La pasta se cocina en agua hirviendo. Una vez que el agua ya esté hierviendo, colocás la pasta dentro de la olla. Dejala en el agua hirviendo durante el tiempo que indica el empaque y sacala en cuanto se cumpla. La pasta sigue cocinandose un poco después de sacada, así que evite que se le pase el tiempo en el agua.
  • Uso de aceite: no es necesario, pero si lo querés usar no hay problema.
  • Uso de agua fría para detener la cocción: si va a hacer una ensalada, una pasta al horno o si simplemente se le pasó un poquito el tiempo en el agua hirviendo puede utilizar agua fría. El agua fría (con hielo) detiene la cocción y evita que en los minutos posteriores se siga suavizando.
  • Escurrí la pasta sin dejarla seca del todo: al sacar la pasta del agua hirviendo hacelo con un tenedor de pasta y sin esperar a que se escurra demasiado. El agua que le queda va a mantenerla hidratada y ayuda a que no se pegue o se haga una masa mientras se termina de preparar la salsa.
  • La sal en el agua, nunca cuando está afuera: el sabor de la Pasta mejora cuando la sal se añade al agua de cocción. No debe añadir a la pasta ya cocida.
  • Pastas al horno: cuando vas a preparar un platillo al horno y la pasta requiere cocción previa, sacá la pasta del agua hirviendo antes del tiempo indicado en el empaque. Recordá que seguirá cocinando en el horno, así que para una buena textura cocinala en el agua unos 2 o 3 minutos menos. Además, detené la cocción con agua fría mientras la prepara para meterla al horno.

MÁS DE BLOG

No le tengás miedo al noviazgo

Leer más

El elixir de la eterna juventud

Leer más

¡Atención hipertensos!

Leer más