05 mayo, 2020

Blog

¡Comé despacio!

Por la vida tan acelerada que se lleva, es normal que ya ni tengás tiempo de comer y por eso no disfrutás cada alimento cuando comés. Te recordamos que es importante vigilar más cerca el tiempo que le estás dedicando a comer que a las cosas que tenés por hacer.

Aunque no lo creas, comer de prisa puede traer varios riesgos a tu salud. Es por eso que te traemos estas recomendaciones para que ahora en adelante comás como se debe:

  • Una hora de almuerzo: sacá por lo mínimo una hora para ingerir tus alimentos y disfrutar de ellos.
  • Masticá bien: como lo hemos mencionado en otros artículos, este es el primer paso de una buena digestión. La boca tiene glándulas que segregan saliva, sustancia que ayuda a la digestión, por eso es tan importante masticar con tranquilidad.
  • Menos calorías: comer lento puede evitar que consumás más calorías. El secreto está en comer despacio para que el cerebro sienta que ya se ha saciado.
  • Adiós al estreñimiento: así es, comer lento asegurará que tu sistema digestivo haga bien su trabajo. No le pongás más trabajo a los jugos gástricos.
  • Comé sin estrés: apagá el celular y disfrutá de sus alimentos, así evitarás malestares estomacales innecesarios.

MÁS DE BLOG

No le tengás miedo al noviazgo

Leer más

El elixir de la eterna juventud

Leer más

¡Atención hipertensos!

Leer más