21 abril, 2020

Bienestar

Conservá tus alimentos

Para conservar mejor los alimentos, podés hacer algunas preparaciones o congelarlas luego de realizar las compras para que estos no se te pongan malos.

Tomá en cuenta que, si ya estuvieron unos días en refrigeración, es mejor consumirlas y no congelarlas.

Acá te dejamos una lista de alimentos que podés congelar:

  1. Carnes: crudas enteras, en trozos o en filetes.
  2. Carnes cocinadas: carne molida, pollo o carne mechada, cerdo.
  3. Vegetales: todos excepto las que no requieren cocción previa, como hojas verdes, repollo y apio. Sin embargo, se pueden congelar si los vas a usar en un batido verde.
  4. Frutas: las podés congelar en trozos, no enteras, para preparar batidos o helados caseros, pero debés tomar en cuenta que su textura puede cambiar una vez que se descongelen.
  5. Panes.
  6. Masas para pizza.
  7. Masa cruda para galletas.
  8. Pancakes, waffles, crepas ya listas.
  9. Comida ya cocinada, arroz, frijoles enteros o molidos, gallo pinto, sopas, pastas, estofados de garbanzos o lentejas
  10. Salsas de tomate o blanca 
  11. Enlatados (inmediatamente después de abiertos)
  12. Pasteles, como arroz con palmito o lasaña.

No se recomienda congelar:

  • Huevos con cáscara.
  • Café.
  • Productos altos en grasa, como mayonesa, natilla, quesos maduros, queso crema, aceites.
  • Quesos 
  • Vegetales y frutas, como hojas, berenjena, papas, manzana, melón.

Importante que tengás en cuenta que: después de descongelado un alimento, no volvás a congelarlo ya que se puede descomponer.


MÁS DE BIENESTAR

No le tengás miedo al noviazgo

Leer más

¡Atención hipertensos!

Leer más

¿Cómo motivar a los jóvenes en el deporte?

Leer más