18 enero, 2020

Blog

El calor del verano no debe detenerte para correr

¡El verano ya llegó! Y sí, es normal que pensés en playa, días de piscina, salir con tus amigos pero también es buen tiempo para que entrenés y le saqués provecho al buen clima.

La actividad física realizada con temperaturas de más de 30º provoca mucho estrés en el cuerpo y en el sistema cardiovascular. El calor también hace que la temperatura del cuerpo aumente.

El cuerpo reacciona segregando más sudor, la frecuencia cardíaca sube y las venas se dilatan. Esto es lo que podés hacer para echarle una mano a tu cuerpo:

  • El calor afecta el corazón: por ende la frecuencia cardíaca aumenta, pero esto no es una excusa para no correr, solo debés hacerlo un poco más despacio para que tu cuerpo se adapte.
  • No entrenés al medio día: a esa hora hay valores altos de ozono que pueden irritar los ojos y las vías respiratorias.
  • Protejete del sol: cubrí todas las partes de la piel que estén expuestas al sol con crema solar resistente al agua (porque vas a sudar).
  • Hidratate: asegurate de llevar contigo una botella de agua y tomar un sorbo de vez en cuando, ya que el calor y el hacer ejercicio hace que sudés y con ellos perderás fluidos y minerales como magnesio o hierro.

MÁS DE BLOG

Cremas para ojeras

Leer más

¡Más atún en tu dieta!

Leer más

Por más col en tu dieta

Leer más