09 enero, 2022

Bienestar

¿El asma se cura?

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de la vía aérea, que afecta principalmente a los bronquios.

Los bronquios son la porción de nuestro sistema respiratorio que se encarga entre otras cosas de llevar el aire que respiramos hasta los pulmones. Si la mucosa bronquial se inflama y por ende el bronquio “se obstruye” o “se cierra”, ese aire debe pasar por un espacio que se ha reducido y eso genera la sensación de falta de aire o de “opresión en el pecho” que los pacientes asmáticos describen con frecuencia, además causa los famosos silbidos que se escuchan al respirar y tos casi siempre seca, entre otros síntomas.

Es usual que muchos de los asmáticos que iniciaron con molestias desde su niñez mejoren con la edad, sobre todo después de la pubertad, época en la que los síntomas pueden incluso llegar a desaparecer por completo y mantenerse así por años aún después de dejar el tratamiento, pero no, no por eso están curados.

La mayoría de los asmáticos tienen una tendencia genética que determina el modo en que su vía respiratoria o sus bronquios responden a diferentes estímulos como el polvo, los olores fuertes, el humo, la contaminación, las infecciones respiratorias, el pelo de las mascotas, etcétera; esa tendencia se mantiene de por vida.

El comportamiento de nuestro organismo está determinado por factores genéticos y ambientales. Por ejemplo, si en la familia hay una historia importantísima de asma, y a eso se le suma que a lo largo de mi vida has estado constantemente expuesto a elementos como la humedad, el moho, el humo de tabaco o contaminación del aire pues es más probable que los síntomas regresen, porque todos esos irritantes facilitan que esa tendencia genética que ya yo tenía se manifieste.

MÁS DE BIENESTAR

¿Cómo saber si sos sedentarios?

Leer más

Razones para madrugar

Leer más

El poder del árnica

Leer más