08 febrero, 2022

Belleza

El poder del árnica

El árnica es uno de los mejores remedios naturales para aplicar en masajes y aliviar dolores musculares y articulares.

El árnica es una planta de origen europeo que crece en prados húmedos de montaña, a menudo en los márgenes de riachuelos y de lagunas. 

Es una planta fácil de identificar, sobre todo por su flor. La planta es esbelta, con unas hojas basales en roseta y unas hojas superiores más pequeñas, suaves y recubiertas de un pelillo muy fino. Sus bonitas flores aparecen a partir del mes de junio, un poco antes en algunas zonas bajas. Son unas flores grandes y amarillas.

Esta flor se utiliza para:

  • Reducir la inflamación y frenar la infección en heridas, contusiones, irritaciones cutáneas, arañazos y desgarros, luxaciones, escoceduras y quemaduras leves. Esto la convierte en un excelente remedio natural para excursionistas y deportistas.
  • Pequeños sangrados bajo la piel en forma de manchas ya que favorece el riego sanguíneo local y acelera la cicatrización de las heridas.
  • Para el tratamiento de eccemas, forúnculos, acné, granos, pruritos y urticarias provocadas por procesos alérgicos e intoxicaciones alimentarias, ya que posee cierta acción antihistamínica.

MÁS DE BELLEZA

Las mejores ayudas para la menopausia

Leer más

Alimentos para un cabello más fuerte

Leer más

Errores al ponerse la crema solar

Leer más