06 enero, 2022

Bienestar

¿Parto vaginal o cesárea?

Empecemos hablando sobre del parto vaginal o normal como comúnmente se le dice. Si mencionamos sus ventajas está de primero la rápida recuperación materna y el inmediato contacto de mamá con bebé, además de que es la forma más natural de que este proceso culmine.

Aunado a nuevas técnicas de anestesia, como la epidural que facilitan el manejo del dolor en la fase activa de la labor, y un papel más activo del acompañante durante la misma, hacen que la experiencia sea única y especial.

Las desventajas o no tanto desventajas sino inconvenientes del parto, es que durante el primer proceso, en la fase latente de labor, la madre debe de soportar molestias y dolores antes de llegar a los 6 centímetros de dilatación, para luego colocarse la analgesia obstétrica.

Además, en algunas ocasiones, si el parto no inicia de forma natural, las intervenciones que se realizan para inducir la labor pueden ser engorrosas y no tan efectivas, aumentando la probabilidad de tener que realizar una cesárea.

Ahora hablemos de la cesárea, las ventajas son el manejo adecuado del dolor desde el inicio del procedimiento, el poder planear con anticipación el día del nacimiento, y en algunas ocasiones ayudar a algunos bebes que por parto vaginal no iban a lograr nacer, como por ejemplo, bebes muy grandes, o mal posicionados, o con algún problema de oxigenación o de crecimiento.

Los puntos para tomar en cuenta en una cesárea son la recuperación más lenta, aumento de dolor posterior al nacimiento del bebé, la herida quirúrgica y sus cuidados post operatorios, y los riesgos intraoperatorios del procedimiento.

Es importante recalcar, que ambos procedimientos se han modernizado con el tiempo, y ahora se realizan de una forma más “humanizada”, y se toman en cuenta detalles como la intensidad de la luz, el ruido, el contacto piel a piel apenas nace bebe, el acompañamiento por la pareja, y se fomenta la lactancia materna inmediatamente posterior al nacimiento.

Así que ya sabés, las dos traen ventajas y dificultades. ¡Cualquier a de las dos está bien!

MÁS DE BIENESTAR

¿Cómo saber si sos sedentarios?

Leer más

Razones para madrugar

Leer más

El poder del árnica

Leer más