04 enero, 2020

Blog

Los alimentos de la memoria

Cómo sabés lo que comés afecta la salud pero no solo física, sino también a las funciones cognitivas. Para que este y el resto del organismo funcione correctamente, necesitás mantener una dieta variada y equilibrada.

Estos alimentos además de que se encuentran super fácil en cualquier supermercado o pulpería, te ayudan a mantener una buena memoria.

Por eso te contamos acá cuales son para que los podás incluir en tu dieta:

  • Aguacate: a pesar de que tiene un alto contenido de grasas, estas son monoinsaturadas, un tipo de grasas que mantiene a raya los niveles de azúcar en sangre. Además, también reducen la presión arterial (relacionada con el deterioro cognitivo).
  • Chocolate negro: es rico en flavonoides, unas sustancias con efecto antioxidante y antiinflamatorio. Los antioxidantes son especialmente importantes para la salud del cerebro, ya que este es muy susceptible al estrés oxidativo, lo que contribuye al deterioro cognitivo relacionado con la edad y las enfermedades neurodegenerativas.
  • Arándanos: ayudan a reducir la inflamación y el estrés oxidativo del cerebro.
  • Café: aumenta la capacidad del cerebro para procesar la información. Además, disminuye riesgo de deterioro cognitivo, así como de padecer enfermedad de Parkinson y enfermedad de Alzheimer.
  • Nueces: son una fuente de vitamina E, que protege a las células del estrés oxidativo causado por los radicales libres y cuyos efectos podrían contribuir a mejorar la cognición y a reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.
  • Aceite de coco: contiene altos niveles de triglicéridos de cadena media que ayudan a descomponer las cetonas (subproductos que actúan como combustible para las células del cerebro).
  • Huevo: contiene colina un micronutriente que el organismo utiliza para producir acetilcolina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimo y la memoria.
  • Té verde: aumenta el rendimiento cognitivo, mejorando el estado de alerta, la memoria y la concentración.
  • Tomate: contiene antioxidantes que ayudan a reducir el daño celular que puede contribuir a la enfermedad de Alzheimer y la demencia.
  • Semillas de calabaza: son una excelente fuente de magnesio, hierro, zinc y cobre los cuales actúan para mejorar la función nerviosa, para incrementar las funciones cognitivas como la memoria y el aprendizaje, y para prevenir enfermedades neurodegenerativas.

MÁS DE BLOG

Cremas para ojeras

Leer más

¡Más atún en tu dieta!

Leer más

Por más col en tu dieta

Leer más